Cada vez falta menos para la vuelta al colegio, razón por la cual los padres comienzan a mentalizarse en encarar un duro momento del año: comprar la lista de materiales que solicitan los maestros. A los gastos que demandan los útiles escolares también se le suma el presupuesto destinado a la mochila, zapatillas, uniforme (si concurre a un colegio privado), guardapolvo, entre otras cosas. Con una inflación galopante,  los aumentos de precios a la orden del día, la canasta escolar no constituye, precisamente, una excepción.

Lo cierto es que la Cámara de Papelerías, Librerías y Afines (Capla) estimó que la canasta escolar sufrirá este año un aumento de entre 25 y 30%, en comparación con febrero de 2017.-

Audio – Puntos de Vista – Economía. Daniel Falduti

 

DEJA TU COMENTARIO
UCC