En sintonía con lo que ya adelantaron otros economistas, esta vez la consultora Ecolatina afirmó que “La Niña” obligará a recortar 0,7%las proyecciones de crecimiento del PBI para 2018, lejos del 3,5% establecido desde el Palacio de Hacienda.

El trabajo señaló de este modo, que la tasa de crecimiento del producto para el 2018 se ubicará más cerca del 2% en la relación anual frente al 2,5% que estimaban al comienzo del año.

“Concluido recién el primer bimestre, las proyecciones oficiales de un crecimiento de 3,5% en el presupuesto están cada vez más lejos”, asegura en su último informe.

El 70% de los cultivos de citrus de Entre Ríos está afectado por la sequía y la situación parece que podría agravarse si no aparecen las lluvias en el corto plazo. Esto, según productores, terminará impactando en los precios al consumidor.

Además, de acuerdo a la estimación es de la Federación del Citrus de esa provincia, de cumplirse los pronósticos de heladas tempranas, el panorama será “más complicado“.

Fernando Borgo, presidente de la entidad, explicó que en el 70% de la producción afectada “habrá también pérdidas totales, pero todavía no están cuantificadas”. Describió que los daños implican retraso de la cosecha, frutas más chica y de menor calidad.

Planteó que las pérdidas también dependen de las prácticas que se vienen realizando en las quintas: “Hay productores que por más que llueva ya no recuperarán la producción”.

Hay un alimento que está altamente politizado, ése es la carne vacuna. 

Junto con otros productos estratégicos, como la harina de trigo, el “bife” conforma el núcleo de la llamada “mesa de los argentinos”.

Durante el gobierno kirchnerista, de hecho, fue el foco de fuertes disputas y se convirtió en la variable de ajuste para forzar una baja de precios de la canasta básica, a través del cierre de las exportaciones.

Tras la llegada del macrismo, la realidad es que el sector hoy vive un contexto diametralmente opuesto: la Argentina acaba de regresar al top 10 de los principales exportadores globales y el consumo supera los 60 kilos per cápita, de los niveles más elevados en una década.

Sin embargo, dos factores amenazan a uno de los componentes más importantes de la dieta cotidiana del país:

-La histórica sequía, que está golpeando al campo, amenazando con malograr 10 millones de toneladas de soja y maíz y que ahora empezó a pegar en el sector ganadero.

-La devaluación acumulada en los últimos dos meses, que funciona como una olla a presión, dado que este avance todavía no se trasladó en toda su magnitud a los precios que pagan los frigoríficos a los productores.

En este contexto, expertos alertan que, tras la relativa quietud que han venido exhibiendo los valores de los principales cortes de carne vacuna que consumen los argentinos, se está consolidando un escenario en el que sobrevendrá una “corrección importante” de cara al inicio del segundo trimestre.

Los precios de la carne van a sufrir una aceleración. Primero, porque en el sector ganadero se deterioró bastante la rentabilidad frente a la suba de costos y porque los emprendimientos ya están empezando a incluir el impacto de la sequía”.

En el sector se espera un incremento del 10% para el kilo vivo a lo largo de este mes, porque los valores quedaron rezagados. Y parte de esta corrección importante se va a trasladar a los comercios, es inevitable”.

Daniel Falduti – Puntos de Vista – Lunes 12 de marzo de 2018

 

DEJA TU COMENTARIO
UCC