Economía

Dólar, plazos fijos, acciones en EEUU y fondos comunes de inversión: las mejores estrategias para invertir en cuarentena

El parate económico dificulta tener un margen de ahorro, las trabas cambiarias hacen al refugio en el dólar más difícil que nunca y las tasas en pesos están bajas. Pero así y todo los especialistas dicen que quedan algunas vías atractivas para ahorrar.
jueves, 18 de junio de 2020 · 16:57

Las trabas cambiarias y la tasa en pesos por debajo de la inflación esperada se transformaron en una verdadera trampa para ahorristas. Quien puede ahorrar a pesar del parate económico que genera la cuarentena tiene pocas alternativas para colocar su dinero o armar un fondo de emergencia al que recurrir en caso de necesidad, sobre todo cuando las inversiones tradicionales a las que recurren los inversoras minoristas argentinos están plagadas de dificultades. Sin embargo, los especialistas tienen algunas recomendaciones para proteger los ahorros: fondos comunes atados al dólar, plazos fijos ajustados por inflación y, más sofisticado, bonos corporativos o acciones de empresas extranjeras en las que se puede invertir con pesos.

Elegir en qué invertir durante esta cuarentena aparece como más difícil que nunca. Los recursos que son el acto reflejo de los ahorristas locales, el dólar y el plazo fijo, están dificultados o directamente desincentivados por la política del Banco Central.

Dólar

Si bien la recomendación de los especialistas para ahorristas es hacerse de cada dólar que puedan conseguir, conseguirlos no es tan fácil. Existe como alternativa el cupo mensual de USD 200 que permiten los controles de cambio, pero no se permite ni un sólo dólar más. Y, de hecho, la alternativa de recurrir a la Bolsa para comprar dólares en blanco por montos mayores a ese también tiene sus problemas: las últimas normas del Central impiden operar en el MEP a quienes compraron dólar oficial y viceversa, con lo cual hay que elegir uno de los dos mercados. Irse al MEP puede significar perderse los dólares más baratos que se ofrecen en la Argentina.

Queda por supuesto la alternativa de recurrir al mercado cambiario informal, pero además de pagar un dólar 33% más caro ello implicaría salirse completamente del mercado regulado.

Para el especialista en planificación financiera Mariano Otálora es momento de ser conservador. Y, más allá de los poco menos de $ 19.000 mensuales que se puede destinar al dólar oficial, el menú de ahorro vigente durante la cuarentena es muy limitado.

El acceso al dólar está dificultado en sus distintas versiones

El acceso al dólar está dificultado en sus distintas versiones

Hay que seguir aprovechando a comprar los USD 200 mensuales, obviamente. Después lo que tenga que ver con dólares, como las emisiones dollar-linked que ajustan por el dólar oficial son una opción”, dijo Otálora.

Las alternativas como el dólar MEP y el contado con liquidación, mientras tanto, siguen estando disponibles aunque son cada vez menos convenientes dadas las regulaciones diseñadas para desincentivarlos. La compra de dólares en el mercado formal inhabilita por 90 días para para comprar dólares en la Bolsa y viceversa: operar títulos contra dólares impide hacerse de los USD 200 mensuales por tres meses.

“El dólar MEP tiene muchos requisitos, el tema de los 90 días si compraste en el MULC y el parking. Podría ser comprar el 20% de los pesos disponibles para hacerse de dólares y resguardar esa parte de la liquidez. Pero debe cumplir con la normativa vigente”, dijo Diego Martínez Burzaco, economista de Inversor Global.

Plazos fijos

Por más que el Banco Central le puso piso a las tasas que pagan los plazos fijos, con el objetivo de evitar que aumente el flujo de pesos que se mueven con destino a los tipos de cambio paralelos, un depósito a 30 días de menos de $ 100.000 rinde hoy 34% anual, un premio muy pequeño en comparación con expectativas de inflación que llegaron al 51% para los próximos 12 meses en el último Relevamiento de Expectativas del Mercado.

La tasa de plazos fijos tiene un piso fijado por el Banco Central, pero para los especialistas no es atractivo

La tasa de plazos fijos tiene un piso fijado por el Banco Central, pero para los especialistas no es atractivo

Se trata de una apuesta a perder contra la inflación al menos en el mediano plazo. Y sin cobertura cambiaria. La tasa del 34% implica un rendimiento mensual directo del orden del 2,7%, frente a datos de inflación que en la cuarentena están rondando el 1,5%. Es el mismo movimiento que muestra el dólar mayorista en los últimos 30 días, del 2,74%. Un mínimo indispensable que resulta del piso que fijó el Central a esos depósitos y que explica que todavía siga siendo una alternativa elegida por ahorristas que no pueden acceder al dólar, pero aparecen como poco atractivos.

Los plazos fijos no me seducen para nada, por más que el tipo de cambio pareciera competitivo tenés un riesgo de devaluación y sobre todo post-pandemia”, dijo Otálora.

Plazos fijos atados a UVA

Para los inversores más conservadores y acostumbrados a colocar el dinero en los bancos, los plazos fijos que ajustan por el índice UVA -siguen a la inflación- son una buena cobertura para garantizarse no perder. Aunque no cubre contra una devaluación, sí permiten mantener la capacidad de compra de los ahorros. Pero tienen un punto débil que aleja a muchos de los minoristas: para percibir el rendimiento pleno hay que colocar al menos a 90 días, cuando más del 80% de los depósitos están colocados por debajo de ese plazo.

Los plazos fijos atados a la inflación garantizan mantener la capacidad de compra de los ahorros en pesos, pero obligan a inmovilizar el dinero al menos 90 días

Los plazos fijos atados a la inflación garantizan mantener la capacidad de compra de los ahorros en pesos, pero obligan a inmovilizar el dinero al menos 90 días

La regulación establece que los bancos están obligados a pagar al menos una tasa del 1%, más allá del ajuste de capital que se hace en forma automática por la variación del valor de la UVA. También permite precancelarlos, es decir, retirar el dinero antes de que se cumplan los tres meses mínimos pactados. Pero en caso de precancelar, en lugar de percibir el ajuste por inflación el ahorrista se estará llevando apenas una tasa del 70% de la tasa de referencia de Leliq, es decir del 26,60%. Así, quien por alguna necesidad tenga que recurrir a esos fondos antes del vencimiento del depósito va a estar percibiendo una tasa menor a la que pagan los plazos fijos minoristas.

Es la única alternativa que te protegería realmente de la inflación, se podría pensar en un 1% de la cartera allí, pero hay una cuestión central: no se tiene liquidez por 90 días (plazo mínimo de colocación”, remarcó Martínez Burzaco.

CEDEARS, la inversión de la cuarentena

Aunque lejanos al paladar más tradicional, entre las inversiones en Bolsa se destaca una por las recomendaciones de prácticamente todos los especialistas. Se trata de los Certificados de Depósito Argentinos (CEDEAR). Es un mecanismo local para invertir en acciones de Wall Street, en pesos y sin sacar el dinero de la Argentina.

“Hay 130 CEDEAR que permiten invertir en la misma cantidad de acciones de Wall Street con pesos. Es una alternativa que implica una cobertura cambiaria, porque aunque se invierte en pesos y se venden en pesos, el valor de los CEDEAR ajusta por el precio de esas acciones en el exterior medido en dólares a un tipo de cambio paralelo, como el contado con liquidación. Es una cobertura cambiaria que ya no cubre sólo ante una suba del dólar oficial sino también ante una suba de la brecha cambiaria”, resumió Alejandro Bianchi de Asesordeinversiones.com.

Las trabas cambiarias y los límites al dólar MEP popularizaron la inversión en pesos en acciones de Wall Street, que aunque tienen el riesgo de precio propio de una acción son las únicas que cubren ante avances de la brecha cambiaria

Las trabas cambiarias y los límites al dólar MEP popularizaron la inversión en pesos en acciones de Wall Street, que aunque tienen el riesgo de precio propio de una acción son las únicas que cubren ante avances de la brecha cambiaria

Ante las trabas cambiarias y las dificultades para acceder incluso a los dólares paralelos, los CEDEAR se transformaron en una inversión muy elegida por los ahorristas locales acostumbrados a invertir en la Bolsa.

Se trata de la inversión en una acción, en un contexto de pandemia que golpea a todos los mercados del mundo y que tiene implícito un riesgo de precio: las acciones suben pero también bajan, y lo hacen más en contexto de crisis sanitaria global. Con esa aclaración, los especialistas de todas formas lo recomiendan para quien quiera dolarizar sus ahorros y apostar por alguna ganancia.

“Es un instrumento que está dolarizado, que tiene riesgo extranjero y no tiene riesgo argentino, en alguna empresa que no se ea afectada por el coronavirus, por ejemplo alguna de consumo básico o del sector farmacéutico”, dijo Martínez Burzaco.

Fondos comunes de inversión

Entre las recomendaciones más habituales, mientras tanto, aparecen las emisiones de deuda atadas al dólar que hicieron distintas empresas en las últimas semanas dado el apetito de inversores de todos los tamaños por este tipo de vehículos. Pan American Energy, IRSA, YPF y Genneia emitieron los suyos en las últimas semanas y se preparan más bonos de empresas similares para los próximos días, si las condiciones financieras del país lo permiten.

“Yo creo que el resumen es tratar de no estar en pesos, inversiones linkeadas al dólar o UVA son las alternativas que tiene el inversor más conservador, no hay muchas más alternativas”, dijo Otálora.

Sin embargo, los asesores advierten sobre un defecto de los bonos dollar-linked: no son fáciles de vender en caso de necesitar la plata antes de tiempo.

Son interesantes algunas emisiones corporativas como los bonos dollar-linked que están sacando las empresas y que te cubren de la suba del dólar oficial, aunque siempre hay que tener en cuenta que son papeles de baja liquidez por lo que por ahí conviene más a través de un fondo común de inversión”, dijo Martínez Burzaco.

La industria de fondos se adaptó a esta demanda con el lanzamiento o la adecuación de varios fondos especializados en este tipo de activos. Esos instrumentos le permiten al minorista entrar y salir de una inversión que cubre ante la variación del dólar oficial en cualquier momento, en lugar de tener que esperar varios meses o varios años al vencimiento de un bono.

Fuente: Infobae

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios