El Fondo Monetario otorgó a la Argentina un crédito “stand by” de tres años por u$s50.000 millones, esto significa 11 veces la cuota de la Argentina al organismo multilateral de crédito.
“Felicito a las autoridades argentinas por haber llegado a este acuerdo. Como lo hemos destacado anteriormente, se trata de un plan concebido e instrumentado por el gobierno argentino y que pretende fortalecer la economía en beneficio de todos los argentinos. Me complace saber que podemos contribuir a ese esfuerzo brindando respaldo financiero, que apuntalará la confianza del mercado, dándoles a las autoridades tiempo para abordar un abanico de vulnerabilidades de larga data”, señaló Christine Lagarde, directora del FMI.

“Como parte de ese respaldo, tanto el FMI como el gobierno argentino tienen intención de colaborar para que se tomen las medidas y se activen integralmente los recursos necesarios a fin de proteger a la población más vulnerable a medida que avancen las reformas económicas”, completó la directiva en un comunicado.

Por su parte, el Gobierno aseguró en un documento distribuido a la prensa: “Para asegurar una más rápida convergencia al equilibrio fiscal, las nuevas metas de resultado fiscal primario son:-2,7% del PBI en 2018 (vs. -3,2% con las metas previas), -1,3% en 2019 (vs. -2,2% antes), equilibrio primario en 2020 (vs. -1,2% antes) y superávit de 0,5% en 2021 (vs. 0% antes). En el acumulado 2018-2021, esto significa una reducción acumulada del déficit de 3,1% del PBI, alrededor de USD 19.300 millones”.

“El nuevo sendero de convergencia fiscal permitirá que el ratio deuda pública a PBI comience a reducirse a partir de 2019. Para reducir la inflación el plan refuerza el esquema de metas con tipo de cambio flotante y fortalecimiento de la autonomía del Banco Central. Las metas de inflación son: 17% para 2019, 13% para 2020 y 9% para 2021”, completó el documento.

El ministro de Hacienda y coordinador del gabinete económico, Nicolás Dujovne, celebró el acuerdo: “Estamos muy, muy contentos, porque nos van a permitir seguir el camino hacia el equilibrio fiscal”.

Según reveló el ministro, Argentina recibirá en principio -a partir del 20 de junio próximo- el 30% de los fondos comprometidos en el acuerdo, unos u$s15.000 millones. El resto de los fondos se mantendrá como “precautorios y siempre en posibilidad de ser desembolsados” por el FMI.

En cuanto a la polémica por el ajuste y el costo social de un nuevo pacto con el organismo crediticio internacional, Dujovne quiso ser tranquilizador.

“Este acuerdo con el fondo tiene cláusulas de salvaguarda social inéditas. El acuerdo prevé eventuales relajamientos en la meta de déficit, para aplicar el gasto adicional a programas sociales en caso de que sea necesario intervenir”.-,

Daniel Falduti – Radio Popular

DEJA TU COMENTARIO
UCC