Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
 
 
 
 
La columna del profe

El fútbol actual ¿se juega en la cancha o en las redes sociales?

Que hermoso es ver jugar al futbol, pero ese juego que conjuga, un buen pase, una pared con el compañero, un caño apropiado, que no sea para tomarle el pelo al contrario.

Un cambio de frente donde la pelota llegue franca y se puede generar una llegada de peligro y si seguimos enumerando jugadas, nos faltarán varias páginas.

El futbol es uno solo, lo único que cambia es el lugar geográfico donde se disputan los encuentros, que por lo que nos pasa en estos tiempos modernos, que se ha hecho un lenguaje universal, que en los cinco continentes puede rodar un balón y siempre estará presente el mismo entendimiento, a pesar de hablar otra lengua.

Pero sabemos que es muy difícil encontrar equipos y jugadores que disputen un partido, un torneo o un amistoso, donde el mayor escollo es el económico. Sabemos que hoy y siempre nada es gratis en la vida, todo tiene un valor, pero no se puede entender el valor o las cifras que se manejan en el actual deporte de la pelota al pie, donde los números superan con creces los seis dígitos.

El problema es que no todos los jugadores del planeta, tengan la edad que tengan, van a llegar a posicionarse en los primeros del mundo y cada día que pasa, las potencias económicas se están llevando desde muy pequeños a los chicos y chicas, que recién están entendiendo como es el juego del futbol y que no los confundan con la sociedad anónima.

Los sueños de los padres, abuelos, y amigos de que esos proyectos de buenos jugadores, no obtengan como premio el desarraigo familiar, el manoseo de un representante sin escrúpulos, que lo primero que hace es posicionar al jugador, dentro de un mercado de ofertas y demandas, pero que al final del camino, lo dejan desairado y sin contención, a la espera de que alguien lo pueda reclutar y darle el tan ansiado debut, en algún equipo con pretensiones.

Siempre los sueños son para cumplirlos, pero no siempre salen las cosas como uno las imagina, creo que en el mundo del futbol, sería una quimera pensar, que todos los aspirantes que salen de los centenares de equipos del planeta, puedan recalar en los diez mejores conjuntos, donde los sueldos y premios, superan la media de un equipo en ascenso y que no todos podrán llegar a ser estrellas del balompié y que esas personas que se dicen representantes, dejen de exprimir a los padres y madres, que creen tener un jugador de nivel extraordinario y solo tienen un ser humano, que practica el deporte más popular del mundo, pero que no va a llegar a brillar como ellos lo pretenden.

Solo hay lugares para pocos y esos pocos, disfrutan de las redes sociales, de los titulares de los medios de comunicación, de las entrevistas televisivas y de los grandes y onerosos sueldos y premios, que lo convierten en una estrella del mundo de futbol y no un simple jugador del mejor juego del planeta llamado futbol.

La columna del profe
100%

Satisfacción Satisfacción

0%

Esperanza Esperanza

0%

Bronca Bronca

0%

Tristeza Tristeza

0%

Incertidumbre Incertidumbre

0%

Indiferencia Indiferencia

Te puede interesar

Teclas de acceso