Por violar y asesinar a un niño los ejecutaron públicamente con un balazo en el corazón

Fueron ajusticiados en Yemen en medio de una ovación de la gente presente. Los criminales tenían 28 y 31 años y el niño asesinado 12.
domingo, 10 de febrero de 2019 · 09:56

Yemen ejecutó a dos hombres que habían secuestrado, violado y asesinado a un niño de 12 años. Cada uno de los criminales recibió un tiro por la espalda que les atravesó el corazón.

Wadah Refat, de 28 años, y Mohamed Khaled, de 31, fueron condenados por violar y asesinar a Mohamed Saad, de 12 años.

El doctor Salah Mohamed Hussein, director del Servicio Forense de adén le da agua a Mohamed Khaled, antes de que sea ejecutado (REUTERS).

El doctor Salah Mohamed Hussein, director del Servicio Forense de adén le da agua a Mohamed Khaled, antes de que sea ejecutado (REUTERS).

Cientos de personas se reunieron en la ciudad portuaria de Aden para ver como los dos hombres eran ejecutados a tiros en frente de la multitud.

En mayo del 2018, Mohamed Saad estaba jugando al lado de la casa donde vivía uno de los asesinos. Wadah Refat y Mohamed Khaled salieron de la vivienda, arrastraron a la fuerza al menor dentro de ella y lo violaron. El chico comenzó a gritar pidiendo ayuda y uno de los mayores lo asesinó cortándole la garganta.

Wadah Refat, de 28 años, uno de los dos violadores y asesinos del niño de 12 años (REUTERS).

Wadah Refat, de 28 años, uno de los dos violadores y asesinos del niño de 12 años (REUTERS).

Una pariente de los asesinos, de 33 años, también fue condenada a muerte por ayudar a desmembrar el cuerpo del niño, pero su ejecución pública se pospuso porque está embarazada y la ejecutarán cuando  deje de amamantar al niño por nacer.

Los asesinos fueron llevados a punta de pistola a la plaza pública, lugar de su ejecución, y como última concesión un médico les dió un poco de agua antes de que se les ordenara que se colocaran boca abajo sobre una manta.

El médico supervisa la ejecución de los asesinos mientras una multitud asiste a la ejecución (REUTERS).

El médico supervisa la ejecución de los asesinos mientras una multitud asiste a la ejecución (REUTERS).

Dos hombres se colocaron sobre ellos, apuntaron sus AK-47 en sus espaldas y abrieron fuego ante una multitud que ovacionó la ejecución de los asesinos.

52
1
84%
Satisfacción
4%
Esperanza
2%
Bronca
7%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios