El terrible ataque a una nena discapacitada en el micro escolar

Lillian Waldron tiene un trastorno en el desarrollo que le impide hablar y su madre se dio cuenta de las marcas cuando la fue a bañar.
miércoles, 15 de mayo de 2019 · 08:35

Lillian Waldron, una nena discapacitada de 10 años, fue brutalmente atacada por una compañera cuando volvía en el micro escolar en Wisconsin, Estados Unidos. El conductor, que presenció el momento, no hizo nada para impedirlo.

La menor, que va a la escuela de primaria Langlade, en Green Bay, tiene una trastorno en el desarrollo que le impide hablar y su comportamiento es similar al de una niña de dos años. Según contaron sus padres al medio local WBAY, la pequeña se bajó llorando y aferrándose a su brazo.

Lillian Waldron fue ataca por una compañera (The Sun/Lynn Waldron-Moehle).

Lillian Waldron fue ataca por una compañera (The Sun/Lynn Waldron-Moehle).

La menor tiene una trastorno en el desarrollo que le impide hablar  (The Sun/Lynn Waldron-Moehle).

La menor tiene una trastorno en el desarrollo que le impide hablar (The Sun/Lynn Waldron-Moehle).

"Cuando le quité la campera, noté que tenía una marca de dientes en el antebrazo, pero parecía que se lo había hecho ella misma. Ella no puede no sabe hablar aún, por lo que no entendía qué le pasaba", indicó su madre, Lynn Waldron-Moehle. 

Y siguió: "Cuando la voy a bañar, le saqué toda el ropa y ahí me di cuenta por qué estaba tan angustiada. Tenía más de 9 mordeduras en todo el cuerpo". Confirmaron que la agresión ocurrió arriba del micro escolar.

Lynn Waldron-Moehle la madre de la menor (The Sun/Lynn Waldron-Moehle).

Lynn Waldron-Moehle la madre de la menor (The Sun/Lynn Waldron-Moehle).

Chad Waldron, el padre de Lillian (The Sun/Lynn Waldron-Moehle).

Chad Waldron, el padre de Lillian (The Sun/Lynn Waldron-Moehle).

"El asiento estaba justo detrás del conductor, ¿no podía oír nada o ver nada? Vamos", criticó por su parte Chad Waldron, el padre. Según Lynn, el micro tiene una cámara en su interior y el director de la escuela se encargó de ver las imágenes: "Dijo que fue espantoso y horroroso, y que la niña estaba mordiendo brutalmente el brazo de mi hija".

Por lo sucedido, la estudiante que mordió a Lillian fue cambiada de colegio mientras que los padres de la víctima ahora llevan a su hija en auto. Mientras tanto, la junta escolar del distrito se encuentra investigado la situación y la manera de proceder del chofer del micro "para evitar que esto ocurra en el futuro".

CD.

Clarín 

2
10
0%
Satisfacción
1%
Esperanza
85%
Bronca
10%
Tristeza
1%
Incertidumbre
2%
Indiferencia

Comentarios