Un turista logró abrir una caja fuerte que estuvo 50 años cerrada en un museo

Descifró el código en el primer intento, tras innumerables fracasos de expertos y otros visitantes. Qué hallaron adentro.
sábado, 08 de junio de 2019 · 13:32

Un turista abrió una caja fuerte que había permanecido cerrada durante 50 años en el pequeño museo Vermilion Heritage Museum de la provincia de Alberta, en Canadá. Lo hizo en el primer intento.

El museo en la provincia de Alberta había intentado en numerosas ocasiones desbloquear el antiguo cofre, en vano. La caja fuerte, de hierro, no se había abierto desde finales de los años setenta. El museo, ubicado en un antiguo edificio escolar de ladrillos, alberga una colección sobre la historia de Vermilion, una ciudad de poco más de 4.000 habitantes.

Stephen Mills, de la ciudad vecina de Fort McMurray, visitó Vermilion con su familia durante un fin de semana largo en mayo. "Cuando vamos de campamento todos los veranos, aprendemos que cada ciudad pequeña, sin importar dónde vayas, tiene algo que ofrecer", dijo a la BBC. Así que la familia llevó a los chicos a ver el museo y el voluntario Tom Kibblewhite le dio un recorrido.

Una de las exhibiciones era una caja fuerte que originalmente había estado en el hotel Brunswick de la ciudad, que abrió en 1906. Se cree que la caja fuerte se compró en 1907. Fue donada al museo a principios de la década de 1990, después de que el hotel cambiara de propietario y fuera renovado.

Mills dijo que cuando les mostraron la caja fuerte, toda la familia "estaba intrigada" y que probó abrirla "para reírse". El museo había reclutado previamente la ayuda de expertos para descifrar el código, intentó combinaciones predeterminadas y contactó con ex empleados del hotel para ver si podían ayudar. Al igual que la familia Mills, otros visitantes del museo intentaron abrirla sin éxito.

Stephen notó que los números de marcación iban de cero a 60, y decidió probar 20-40-60. "Cerradura de combinación típica, tres veces en el sentido de las agujas del reloj -20- dos veces en sentido contrario a las agujas del reloj -40- una vez en el sentido de las agujas del reloj -60-, probé el asa y se abrió", dijo.

Lamentablemente, en el interior no había ningún tesoro: contenía una hoja de pago antigua y parte de una libreta de pedidos de un restaurante, que data de finales de los años setenta. Se incluían recetas para una hamburguesa de champiñones por un dólar con cincuenta y un paquete de cigarrillos. Los objetos no tienen valor material, aunque son de gran interés para los historiadores.

Fuente: La Vanguardia

MA​

5
1
28%
Satisfacción
8%
Esperanza
0%
Bronca
16%
Tristeza
4%
Incertidumbre
44%
Indiferencia

Comentarios