Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
 
 
 
 
Mundo Conflicto en Europa del Este

Rusia amenaza con una Tercera Guerra Mundial y China lanza una gran advertencia

El canciller ruso Sergei Lavrov dijo que “existe el real peligro de una Tercera Guerra Mundial”
Agrandar imagen
Crédito: El Cronista

China dio una inmediata y seca declaración: “China no quiere la Tercera Guerra Mundial”. Y agregó que quiere un acuerdo entre las partes.

Rusia no puede tomar la más grave iniciativa sin consultar a Beijing, que es la otra superpotencia con EE.UU., aunque los rusos tienen un formidable arsenal atómico. Si China no quiere, es objetivamente muy difícil que Vladimir Putin pueda arrastrar a los chinos al borde del infierno atómico.

La crisis internacional escala peligrosamente, no hay dudas. Estados Unidos se ha pasado a una línea dura, con un apoyo militante para suministrar nuevos armamentos a los ucranianos que resisten a la ofensiva rusa para ocupar el este y sur del país que invadió el 24 de febrero.

Es inevitable que aumenta la tensión armar hasta los dientes a los ucranianos mediante el flujo de armamento que fue defensivo y se está haciendo cada vez más pesado, para fortalecer la resistencia de las veteranas tropas de Ucrania en la región del Donbas, escenario central de los combates que se van alargando hacia el sur.

Reunión clave en Alemania

Los representantes de unos 40 países están reunidos este martes en la base norteamericana de Ramstein, en Alemania, invitados por el Departamento de Estado. El tema central es reforzar la defensa de Ucrania. El ministro de la Defensa, Lloyd Austin, dijo que los agredidos “pueden vencer a Rusia si se les suministraran los medios adecuados”.

El encuentro ha sido programado “a fin de generar capacidad adjunta para las fuerzas ucranianas”, dijo Austin. El otro ministro del gobierno del presidente Biden, el secretario de Estado Antony Blinken, señaló que EE.UU. quiere asegurar a Ucrania “el tipo de artillería y municiones que son eficaces en esta fase de la lucha”.

La colecta internacional está convocada al día siguiente del encuentro del jefe del Pentágono y el jefe de la diplomacia norteamericanos con el presidente Zelenski en Kiev, la capital ucraniana.

Blinken resumió los resultados así: “Vemos que Rusia no ha logrado los objetivos que buscaba. Ahora la estrategia consiste en una masiva presión sobre Rusia y un masivo apoyo a Ucrania”. Más armas, más medios pesados que hace unas semanas no se tenían en cuenta y se hablaba de medios bélicos exclusivamente defensivos.

En Ramstein los norteamericanos, columna vertebral del apoyo a la defensa militar ucraniana, presentan una larga lista de los armamentos que diseñarán el futuro de una guerra que Washington imaginan será larga.

Se prevén dificultades. Por ejemplo con la misma Alemania que alberga el encuentro internacional que va más allá de los aliados de la OTAN, la alianza militar occidental.

El primer ministro germano, Olaf Scholz, es contrario a la manga larga con los abastecimientos militares pesados. La Rheinmetall, que fabrica el centenar de tanques Marder pedidos por Kiev, solicitó el lunes al gobierno de Berlín una decisión oficial sobre el permiso de exportación.

Alemania está acogotada por su dependencia energética de los abastecimientos rusos de gas y petróleo. Si Putin apretara las clavijas cerrando los grifos de los gasoductos, los germanos irían de lleno a una recesión económica.

Arsenales nucleares

Las amenazas rusas de guerra nuclear refrescaron rápidamente las informaciones sobre los arsenales atómicos rusos y norteamericanos.

Fuente: Página 12

UCRANIA RUSIA CHINA Tercera guerra mundial
4%

Satisfacción Satisfacción

9%

Esperanza Esperanza

13%

Bronca Bronca

43%

Tristeza Tristeza

13%

Incertidumbre Incertidumbre

17%

Indiferencia Indiferencia

Te puede interesar

Teclas de acceso