LA PLATA

Quieren aplicar multas de hasta $ 173.000 a quienes realicen piquetes

Se trata de un proyecto presentado por la municipalidad para modificar el Código Contravencional.
jueves, 11 de octubre de 2018 · 10:15

RADIO EN VIVO .

En medio, a los bandazos, algunos gobernantes intentan al menos un gesto de control estatal y de convivencia al menos urbana del problema. En La Plata, el Poder Ejecutivo municipal acaba de presentar un anteproyecto para modificar el Código Contravencional de 1985 e incorpora entre las sanciones posibles multas que podrían alcanzar los 173.000 pesos. Se establece el monto porque la ordenanza, en caso de votarse, contempla la carga entre 50 y 1000 módulos. Cada módulo equivale al 2% del sueldo básico del empleado municipal (173 pesos). La escala más gravosa será, por ejemplo, cuando la manifestación incurra en situaciones como el impedimento del paso de una ambulancia u alternativas similares.

¿Quiénes serían sancionados?. Según el artículo 144, "los organizadores de las protestas que cometan la contravención". Para evitar el efecto pecuniario, en ese caso, deben ajustarse a esta normativa: "Las movilizaciones deberán trasladarse circulando por las veredas respetando pasos peatonales y señales de semáforos. Cuando por la cantidad de personas deban manifestarse en la calzada, deberán habilitar un carril para la circulación vehicular. Sin excepción".

Los inspectores municipales tendrán a cargo la identificación de los organizadores del reclamo callejero, en caso de irregularidad en el cumplimiento de la norma. ¿Cómo harán para ese cometido cuando la manifestación resulte espontánea?. Toda regulación, a veces, presenta alguna laguna técnica.

Además de la multa, el Código Contravencional prevé arresto de hasta 30 días. Pero, en apariencia es letra muerta. Hasta ahora, ante la presunción de delito interviene la Justicia Penal.

En los próximos días, antes del debate en el Concejo Deliberante, habrá una instancia de discusión vecinal organizada por cuatro secciones de la ciudad. Hasta entonces, y aún después de la aprobación, cuánto de voluntad política suplirá a las palabras formales, de ocasión, resulta el mayor interrogante.

Según el jefe de Gabinete municipal, Oscar Negrelli, habría que evitar caer en cuestiones "políticamente correctas y progresistas". Dicho de otro modo, "desestructurarnos un poco de este discurso de los'progresistamente' correcto porque si te movés de ahí te lapidan", es la explicación del funcionario.

"Si no repetimos todos como loritos que criminalizamos la protesta, que esto que el otro; discutamos cómo queremos vivir", insistió Negrelli.

En la Provincia algún gesto acompaña ese discurso. Hace una semana, el fiscal platense Marcelo Moreno procesó por el delito de "coacción agravada" a los secretarios generales de ATE, Francisco Benegas (Ensenada) y Oscar De Isasi (Provincia). El procesamiento es por la toma violenta del Ministerio de Economía bonaerense durante una manifestación de trabajadores de Astilleros Río Santiago.

A partir de esa evidencia procesal, a manera de antecedente, surgirían preguntas en la aplicación en trámite del Código Contravencional de la capital bonaerense. Una de ellas: la quema de neumáticos en el asfalto de la ciudad provoca alteraciones materiales por acción calórica. Quema y rompe la calzada. En ese caso, el municipio debería intervenir a través del Juzgado de Faltas, pero además estaría en la obligación de trasladar competencia a la Justicia Penal por presunta destrucción del erario público. No existe una sola causa que investigue esa clase de ilícito.

La fenomenología piquetera, que empezó incipiente con las racionalización del Estado de Carlos Menem y el cierre de plantas de YPF en la Patagonia, se constituyó en un modelo que atravesó la crisis 2001-2002, hasta nuestros días por imperio de la conflictividad social, la falta de intermediación institucional de partidos políticos, la retracción de los gremios por primarización del trabajo y falta de empleo. Y porque surgió un mecanismo de representación sustitutivo que aprovechan organizaciones sociales con vinculaciones partidarias propias. Un ejemplo reciente es la confirmación de que Juan Grabois (CTEP) participará como armador de la eventual candidatura de Cristina Kirchner.

En estos momentos el ánimo social acumula más temperatura que cualquier foco ígneo callejero, y los magistrados conocen más que nadie de termómetros políticos.

Fuente: Clarín

100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia