CUMBRE

Alberto Fernández se reunió 25 minutos con el papa Francisco: “Fue un muy lindo encuentro, me expresó su idea de apoyarnos en todo lo que pueda”

Se trató del primer encuentro cara a cara tras la aprobación de la ley del aborto. La Santa Sede destacó las “buenas relaciones bilaterales”.
jueves, 13 de mayo de 2021 · 08:51

(Roma-Enviado especial) El presidente Alberto Fernández tuvo este jueves su primer encuentro cara a cara con el papa Francisco tras la aprobación de la ley del aborto legal: fue una audiencia que duró 25 minutos, según confirmaron fuentes oficiales, en medio de las negociaciones de la Argentina con el Fondo Monetario Internacional por la deuda, a las que el sumo pontífice ya confirmó su apoyo previo.

"Fue un muy lindo encuentro, me expresó su idea de apoyarnos en todo lo que pueda", dijo el mandatario a la 1 de la tarde de Roma en la puerta del hotel Sofitel, mientras enfilaba apurado para su almuerzo de trabajo con el presidente Sergio Mattarella. Más tarde, hará lo propio con el primer ministro, Mario Draghi.

"Hacía un tiempo que no lo veía, reencontrarlo fue muy grato para mí. Hablamos de todo, de los problemas del mundo, de la Argentina, y como siempre con su gran predisposición por ayudarnos. Después hablamos de cosas nuestras", sintetizó Fernández.

"¿Le hizo algún pedido?", preguntaron los corresponsales, Clarín entre ellos, apostados en la puerta del hotel, bajo un calor primaveral. "Le comenté lo que estábamos haciendo, como estábamos avanzando en las negociaciones, y como siempre hace me expreso su idea de apoyarnos en todo lo que pueda", agregó. 

"¿Lo invitó a la Argentina?", se insistió. "Siempre lo invito, pero es una decisión de él", finalizó antes de zambullirse en el Maserati que lo esperaba, rodeado de policías italianos con bastante mal humor por el retraso horario.

En el medio, voceros oficiales confirmaron que, al final, el Presidente decidió adelantar el regreso al país: pidió despegar de Fiumiccino a las 23 de este viernes. Y no al mediodía del sábado, como habían oficializado horas atrás. 

El encuentro había tenido lugar más temprano: comenzó puntualmente a las 9.55 hora local (las 4:55 de la Argentina), en el estudio del Aula Paulo VI, y se prolongó hasta las 10.20. Una reunión de menos de media hora -la del año pasado se había extendido por 44 minutos- que terminó con un intercambio de regalos y una foto grupal junto a la comitiva presidencial. 

Fernández llegó al Vaticano acompañado por la primera dama, Fabiola Yáñez; el ministro Martín Guzmán; el canciller Felipe Solá; los secretarios Guillermo Oliveri, Juan Pablo Biondi, Julio Vitobello y Gustavo Béliz -que se sumó este miércoles a la comitiva-, y la embajadora María Fernanda Silva.

Más temprano, personal de sanidad había pasado por las habitaciones de la comitiva oficial para someterlos a un test rápido de COVID, pedido por la Santa Sede. Cuando llegaron, las autoridades vaticanas pidieron a los funcionarios sacarse los barbijos. La mayoría están vacunados. 

Todos posaron para la fotografía oficial distribuida por el Vaticano tras el encuentro privado entre ambos líderes. Francisco mostró un gesto serio.

Desde la delegación dejaron trascender, sin embargo, que el Papa estuvo "de muy buen humor". Y que incluso hizo chistes cuando le tocó el turno de la entrega de presentes con la comitiva ampliada.

Al ministro de Economía -el funcionario más importante de la delegación después del Presidente, por su rol en la renegociación de la deuda con el Fondo Monetario-, confiaron, lo bromeó por las internas palaciegas que lo agobian en Buenos Aires, vinculadas a la interna con el kirchnerismo. Tienen un vínculo especial. 

Fernández llegó al Vaticano con "productos orgánicos" confeccionados por jóvenes recuperados de adicciones de hogares cristianos de la villa 31, una medalla por el aniversario de Malvinas, una estola de la basílica de San José de Flores, y una colección de la Divina Comedia traducida, además de un libro biográfico de Santos Discépolo, como los regalos que le obsequió al Sumo Pontífice. 

La foto grupal tras la audiencia de Fernández con Francisco.

La foto grupal tras la audiencia de Fernández con Francisco.

Tras la reunión con Francisco, el mandatario tuvo un apartado con el secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin, junto a Solá y Oliveri, que se extendió por más de media hora.

Después, el obispo Marcelo Sánchez Sorondo, de extracción peronista, ofició de guía a la delegación por la Pontificia Academia de las Ciencias Sociales, que mañana será sede de un seminario que tendrá a Guzmán como protagonista argentino, y que expondrá sobre la renegociación de la deuda con el FMI.

El evento es, para la delegación, de suma importancia: estarán presentes la directora del FMI, Kristalina Georgieva, y la poderosa secretaria del Tesoro norteamericano, Janet Yellen. La Casa Rosada busca sumar apoyo en la refinanciación del programa con el organismo multilateral de crédito.

Anoche, Guzmán mantuvo un encuentro de trabajo con Jolie Kosack, directora adjunta del Fondo, encargada de la negociación con la Argentina. Este jueves tendrá la segunda reunión. Y este viernes, el Presidente se encontraría, por la mañana, directamente con Georgieva.

Una ronda de consultas que, según la delegación argentina, tiene el apoyo explícito de Francisco. 

El primer cara a cara entre el Papa y el jefe de Estado había sido durante el verano del 2020.

El comunicado del Vaticano

Minutos después de finalizada la reunión, el Vaticano sacó un breve comunicado formal.

"Esta mañana, el Santo Padre Francisco recibió al Presidente de la República Argentina, S.E. Alberto Fernández, quien posteriormente se reunió con Su Eminencia el Cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado, acompañado por Su Excelencia Mons. Paul Richard Gallagher, Secretario de Relaciones con los Estados", introduce el documento.

Y agrega: "Durante las cordiales discusiones con los Superiores de la Secretaría de Estado, se agradeció las buenas relaciones bilaterales existentes y la intención de seguir desarrollando la colaboración en sectores de interés mutuo. También nos centramos en la situación del país, con especial referencia a algunos problemas como la gestión de la emergencia pandémica, la crisis económico-financiera y la lucha contra la pobreza, destacando, en este contexto, el importante aporte que la Iglesia Católica ofrecido y sigue asegurando".

"Finalmente, se mencionaron algunos temas regionales e internacionales", concluye la comunicación.

Charla tras el aborto legal

El de este jueves fue el primer encuentro entre Francisco y el mandatario argentino después de la sanción de la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), que obligó en estos días al Gobierno a ahuyentar durante toda la gira versiones de un quiebre en el vínculo entre ambos.

Trascendió, de hecho, que el Vaticano había sugerido a la Casa Rosada que no era conveniente solicitar la audiencia. El tema irritó durante toda la estadía especialmente a la delegación.

Fuentes de Cancillería resaltaron a Clarín que existió un consejo de ese tipo por parte de un obispo, pero que no fue en las últimas semanas. Y que la eventual incomodidad de Francisco de recibir a Fernández cuatro meses y medio después de la sanción de la ley del aborto, si existió, quedó opacada por la prioridad de ayudar en la renegociación de la deuda con el Fondo Monetario, un tema que, aseguran, preocupa genuinamente al pontífice.

Paradójicamente, 24 horas antes de su encuentro con Francisco, Fernández recibió un obsequio de Emmanuel Macron -un libro de Simone Veil, una política francesa sobreviviente del Holocausto- con una dedicatoria particular: “Para mi amigo Alberto, que cumplió la promesa de otorgar a los argentinos el derecho al aborto consiguiendo una votación histórica el 30 de diciembre del 2020”.

DB JPE

CLARÍN.- 

Valorar noticia

0%
Satisfacción
100%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios