PASIÓN DEPORTIVA

El original y emotivo homenaje de la hija de Michael Schumacher a su padre en una competencia de equitación

El original y emotivo homenaje de la hija de Michael Schumacher a su padre en una competencia de equitación
lunes, 11 de noviembre de 2019 · 13:50

Este fin de semana, Gina Schumacher se llevó la ovación en un evento que se celebró en Verona, Italia, al realizar una demostración con su caballo para homenajear a su padre, Michael, quien sigue recuperándose del accidente que sufrió el 29 de diciembre de 2013 cuando esquiaba en Los Alpes junto a su familia.

La hija mayor de la familia cabalga desde pequeña y actualmente se dedica a la doma. Incluso, en 2016 ganó dos medallas de oro en el Campeonato de Europa júnior de reining, organizado por la FEI (Federación Ecuestre Internacional) y disputado en Givrins (Suiza).

En esta ocasión, la joven de 22 años fue invitada en la previa de un torneo y sorprendió al montar al caballo disfrazado como si fuese un monoplaza de Fórmula 1 de Ferrari, similar al que manejaba su padre y con el que conquistó cinco de sus siete campeonatos mundiales (2000, 2001, 20002, 2003 y 2004).

Como si esto no fuera suficiente, la propia Gina vistió un atuendo típico de F1, con casco incluido, y el animal llevó un alerón, para completar el equipo. Además, en medio de la demostración, se detuvo y armó una “parada de boxes”, con la ayuda de varios asistentes.

“Freestyle aquí Italia ¡Qué noche tan divertida y excelente manera de terminar nuestra temporada de espectáculos en Europa! ¡Estoy muy agradecida por toda mi familia y amigos que me apoyan tanto! ¡Sin ti no hubiera sido posible! ¡Muchas gracias! Mi caballo era tan bueno que no le importaba todo el ruido y el alerón muy elegante”, escribió en Instagram.

Además, Gina le contó a la revista alemana She’s el consejo que le dio su padre sobre la equitación: “Cuando conduces un automóvil, puedes repararlo en el garaje después. Pero a un caballo hay que cuidarlo todo el tiempo, incluso los domingos”.

Ella y su madre dialogaron con el medio germano y contaron que tienen un rancho en la ciudad suiza de Givrins, que Michael le regaló a Corinna en 2005 para su décimo aniversario de bodas: “No olvido a quién debo agradecer por esto. Ese sería mi esposo Michael”, declaró su esposa, quien también tiene un cariño especial por la cabalgata.

“Cuando tenía 30 años y soñaba con ser dueño de un caballo, me llevó a Dubai para mirar un caballo árabe”, recordó y se alegró por ver a su hija feliz: "Siento el mayor orgullo cuando veo a Gina. Lo que ya ha logrado y lo divertida que es, eso me hace feliz ''.

El otro hijo de Schumacher, Mick, brilla en la Fórmula 2 (Reuters)

El otro hijo de Schumacher, Mick, brilla en la Fórmula 2 (Reuters)

El 29 de diciembre del 2013, Schumacher estaba esquiando junto a su hijo en la estación alpina de Méribel, cuando golpeó su cabeza contra una roca. La consecuencia inmediata fue un traumatismo craneoencefálico severo, con hematomas intracraneales y edema cerebral difuso. Un helicóptero lo llevó directamente a la clínica de Moutiers, para luego ser trasladado a un nuevo centro médico en Grenoble: “Ha necesitado inmediatamente una intervención de neurocirugía. Se encuentra en estado crítico”, fue el primer parte médico oficial después de practicar una doble cirugía en la cabeza del corredor.

Un coma profundo mantuvo en vilo al mundo del deporte hasta junio del 2014, cuando Schumi fue derivado al hospital universitario de Lausana, Suiza. El alemán estuvo poco más de 250 días entre hospitales hasta que finalmente su esposa Corinna y su representante Sabine Kehm tomaron una medida extraordinaria para proteger al ex piloto.

El oriundo de Hürth fue trasladado a su hogar en Gland, Suiza. Una mansión a orillas del Lago Geneva que fue reconstruida para mantener con vida al múltiple campeón de mundo. Una fortaleza que privó a todas las personas ajenas a su círculo íntimo de saber qué ocurría con el ídolo.

Desde su llegada a la mansión de Suiza, el alemán recibe visitas de personas cercanas y avaladas por su mujer. Entre ellos estuvo su ex compañero en Ferrari Luca Badoer, el presidente de la FIA Jean Todt y el arzobispo Georg Ganswein, quien fue entrevistado por la revista Bunte y detalló: “Me senté frente a él, lo toqué con ambas manos y lo miré. Su cara, como todos sabemos, es la típica cara de Michael Schumacher; sólo se ha vuelto un poco más rellena”.

Infobae 

50%
Satisfacción
50%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios