El hecho ocurrió esta semana en la cárcel de Puerto Madryn, Chubut.
Los presos presentaron un habeas corpus basado en la ley 23.098, que permite a los argentinos presos exigir derechos y denunciar irregularidades de parte de las autoridades.

“Hemos tomado la decisión de no recibir la ración correspondiente al mediodía y noche hasta que arreglen el cable de televisión, ya que hace tres días no anda señal de televisión para ver el Mundial “, señalaron.

A lo que la jueza penal Patricia Asaro respondió: “No siendo motivo de habeas corpus, a lo solicitado no ha lugar”.

No es la primera vez que ocurre un reclamo de estas características en Puerto Madryn. En el mes de mayo, un preso acusado de homicidio requirió autorización para salir a correr para poder bajar de peso, ya que era obeso.


En aquella oportunidad, la jueza Patricia Asaro admitió el requerimiento y decidió el traslado del preso a un penal de Trelew.

DEJA TU COMENTARIO
UCC