RELIGIÓN Y FE

Historia del Cristo de Renca

El 3 de mayo los devotos le rinden sus más fervorosas muestras de fe al Cristo del Espino, señor de los Milagros.
lunes, 3 de mayo de 2021 · 07:48

Por José Mario Costamagna

Según cuenta la creencia popular, aproximadamente en 1636 en Chile hachando un espinillo, un hombre ciego sentía como si lloviera y esa lluvia le mojaba los ojos; él continuaba con su actividad y la lluvia le cubría el rostro mientras que una suave luz comenzaba a brillar tímidamente en sus pupilas y fue así que el ciego, empezó a ver.

Divisó a un santo en el tronco y al acercarse distinguió a un Cristo Doliente. Corrió a contar la noticia y la gente decidió llevarlo a otro lado, para eso cortaron el leño, pero cada noche para admiración de todos, el “Señor” volvía y al amanecer lo encontraban en el tronco, como la primera vez. El pueblo entendió que ese Cristo Doliente deseaba quedarse.

Como había sido encontrado un 3 de mayo empezaron a celebrar esa fecha porque los milagros se sucedían uno tras otro. Se lo colocó en una capilla para resguardarlo. En 1719 se incendió la misma, quemándose el Cristo Doliente, pero, utilizando lo que quedaba del madero, se hicieron distintas réplicas; una de ellas llegó al Valle del Conlara traída por los Jesuitas, se supone que entre 1730 y 1732.

La primera capilla de Renca, San Luis fue edificada en 1732 y ahí se la colocó, pero como los Ranqueles llegaban en sus famosos malones a saquear, sacaron al Cristo Doliente y lo escondieron en alguna capilla del norte .

Cuenta la creencia popular que iban a llevarlo para el lado de Córdoba, pero los animales de carga no querían moverse y no hubo forma de convencerlos de avanzar, razón por la cual lo dejaron en el lugar que en la actualidad lleva su nombre. Luego de 21 años, se fundó el pueblo en 1753.

Así cuenta la leyenda, pero haya sido cual haya sido su historia, en la actualidad, miles de fieles llegan de los distintos puntos cardinales para agradecerle o para pedirle sus milagros. Claro que hoy, 3 de mayo 2020, cada uno de sus promesantes aguarda desde su hogar, el mayor de los milagros: el bienestar del mundo superando esta pandemia.

 

0%
Satisfacción
100%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias