¿La Corrupción…el principio del final?

Diferentes miradas ante el descubrimiento de los cuadernos de las coimas
lunes, 06 de agosto de 2018 · 14:02

RADIO EN VIVO .

Escribe Luis Majul

Es entre quienes sostienen que Cristina Fernández debe ir presa ya, porque las pruebas son abrumadoras, y los que piensan que debe seguir en libertad, por diferentes razones o mero cálculo político.

Los que consideran que la expresidente debe ser detenida después de ser indagada por el juez Claudio Bonadio y bajo la mirada atenta del fiscal Carlos Stornelli están liderados por el presidente Mauricio Macri y la diputada nacional Elisa Carrió.

El razonamiento de ambos se basa en que después de tanta prueba que la involucra, que siga en libertad parece un chiste. Un dato de país poco serio, donde hay una justicia para los poderosos y otra para quienes no lo son.

Macri, Carrió y la mayoría de los dirigentes que vienen de PRO, afirman que hay que hacer una fuerte presión en el Senado para partir el bloque peronista y lograr que a la exjefa de Estado la despojen de sus fueros. "Y de paso desenmascarar, a uno por uno de los senadores que ponen cualquier excusa para evitar que la investiguen o que la condenen", dicen.

Los que dudan, dentro de Cambiemos, son dirigentes que vienen del peronismo y el radicalismo. Temen no solo que los cuadernos y sus esquirlas los terminen salpicando también a ellos, además tienen miedo de los desbordes en la vía pública, por la defensa que puedan hacer los militantes del Frente para la Victoria de su jefa máxima.

Escribe Nicolás Wiñazki

Ángelo Calcaterra, primo hermano del presidente de la República Mauricio Macri, se presentó este lunes en Tribunales para confesar que integró el entramado de sobornos presuntamente pagados al Gobierno mientras él era accionista de la constructora IECSA. Según fuentes del “caso de los cuadernos”, Calcaterra aseguró al fiscal del expediente, Carlos Stornelli, que brindará información real y verificable sobre la mecánica de las coimas o “aportes” por fuera del circuito legal en la que aceptaría haber participado él mismo. Pidió declarar amparado bajo la figura jurídica de “imputado colaborador”. Pasadas las 10 de la mañana, el fiscal lo aceptó y estamparon firmas. Las situaciones procesales de Roberto Baratta,  Julio De Vido y también tal vez de la propia senadora Cristina Fernández de Kirchner, imputada en el expediente como jefa de una asociación ilícita, serán más complicadas a partir de esta novedad.

¿Qué dice el kirchnerismo?

Este lunes lo hicieron en tándem uno de los abogados de la ex presidenta, Gregorio Dalbón, y uno de sus ex jefes de Gabinete, Jorge Capitanich. 

“Pudo haber funcionarios infieles, pero de ninguna manera Cristina es corrupta", bajó línea el abogado. "Puede haber ocurrido que haya habido funcionarios infieles en el gobierno de Cristina Kirchner. En el ejercicio de la política se pueden cometer errores", aportó el hoy intendente chaqueño.

La defensa, ¿estéril?, se suma a la primera reacción K con los cuadernos de las coimas: que todo se trataba de una operación macrista-judicial-mediática para tapar los problemas económicos.

100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia