El contraste entre dos pueblos fronterizos de Chile y la Argentina: de un lado vacunación masiva, del otro la nada

Puerto Natales y Río Turbio están separados por escasos kilómetros. Pero en uno la campaña de inoculación avanza aceleradamente, cubriendo a toda su población de riesgo, y en el otro no hay ninguna novedad al respecto.
domingo, 14 de febrero de 2021 · 13:02

Doña Bernardita Torres Alvarado vive en Dorotea, un minúsculo paraje de Chile, ubicado a solo 5 kilómetros de Río Turbio, Santa Cruz. Un trecho cordillerano entre ambas localidades que, buen clima mediante, se puede hacer caminando.

Ella tiene 74 años y su marido, Ernesto Gómez, 66. Ambos recibieron este martes la primera dosis de la vacuna Pfizer-Biontech en la Escuela N1 de Puerto Natales, un pueblo de 20 mil habitantes a 17 kilómetros de su casa, conocido por ser la puerta de entrada al Parque Nacional Torres del Paine. Por edad y salud (no tienen comorbilidades) no les “tocaba” el turno sino hasta dentro de unos días, pero la abundancia de dosis y la intensidad de la campaña trasandina los abrazó sin reparos.

Río Turbio, en la provincia de Santa Cruz,

Río Turbio, en la provincia de Santa Cruz,

Ambos son parte de las 2 millones de personas que ya se inocularon en Chile en el marco del audaz procedimiento masivo impulsado por el gobierno del presidente Sebastián Piñera. Una acción que, por cierto, levantó al 22% su imagen positiva después de dos años de ir en picada, según la encuesta Plaza Pública de Cadem.

“No me dolió ni un poquito, por fin vamos regresando a la normalidad, aunque nos dijeron que seguiremos con barbijo todo este año”, le cuenta contenta a Clarín la docente jubilada.

En los últimos 7 días fueron vacunadas todas las personas mayores de Dorotea, unos 150 pobladores. Si, por ejemplo, los abuelos no estaban en condiciones de moverse, dos enfermeros se encargaban de acudir a su hogar.

Entre la actual y la próxima semana se completará el segmento que va de los 65 a los 90 y más años en toda la región de Magallanes que incluye Punta Arenas, la capital con unos 120 mil habitantes, Puerto Natales, Río Verde, Lago Blanco, entre otras comunas.

De inmediato vendrán los docentes y los funcionarios públicos. El personal de salud comenzó a ser vacunado en diciembre de 2020. Al menos por ahora, no se inocularán los menores, los jóvenes ni los adultos jóvenes debido a que en su mayoría no exhiben síntomas, según trascendió. Sin embargo, Chile adquirió 36 millones de vacunas a distintos laboratorios para una población total de 20 millones de habitantes.

La frontera entre Puerto Natales y Río Turbio.

La frontera entre Puerto Natales y Río Turbio.

En el lejano sur, Puerto Natales y Dorotea, se vacuna a un ritmo de 300 dosis diarias. Mientras tanto en Río Turbio, al lado, hay escasas novedades acerca de qué ocurrirá con el programa provincial. Según pudo averiguar Clarín hasta el momento solo fueron vacunados una parte del personal de salud del pueblo minero. Un puñado.

Río Turbio tiene menos de 10 mil habitantes y 40 casos activos. Puerto Natales supera los 20 mil habitantes con 72 casos activos. En Magallanes, con unos 170 mil habitantes, se han registrado 20.831 casos. En Santa Cruz, con más de 300 mil, 35.157 casos.

Las 1,350 dosis que fueron enviadas en enero a Santa Cruz se distribuyeron 900 para Río Gallegos y 450 para El Calafate. Desde estas localidad se iba a decidir qué fracción correspondía al resto de la provincia. Todo indica que en Río Turbio, el Calafate y Río Gallegos las cifras de vacunados continuará igual en el mismo periodo. Es decir, menos de 1500 vacunas para unos 250 mil habitantes que esperan con ansias su turno.

La última campaña de salud en Magallanes, destinada al segmento 85 años y 90 años y más, había dejado un saldo de 6.536 personas vacunadas el pasado 3 y 5 de febrero. Pero el ritmo se ha acelerado a partir del lunes 8. Cada día se aplican en promedio más de 500 dosis en la región. Para cuando termine la nueva etapa quedarán protegidos alrededor de 30 mil personas.

“Hay un cultura de la obediencia muy fuerte en este país, sobre todo en la gente grande, los chiquillos son distintos, pero los adultos hacemos lo que indica la norma. Entonces ordenaditos vamos y nos ponemos la vacuna”, explica Enelsa Torres, hermana de Bernardita, docente de teatro y dueña de un hostel.

“La combinación entre la aceitada capacidad que tiene Chile para hacer negocios y su vocación por el protocolo social, fue muy exitosa para acelerar el proceso de vacunación”, explica por su lado Guillermo Muñoz, docente y director de Comunicaciones de la Corporación Nacional Forestal (CONAF) en Magallanes.

Del lado argentino, la población continúa aislada del resto del país, con toque de queda que comienza a la medianoche y quienes viajan fuera de su localidad deben someterse a un aislamiento de 14 días al volver. Durante meses ha estado restringida la circulación entre Río Turbio y 28 de noviembre. Y hay 12 kilómetros una de la otra.

“Acá se vacunó alguna gente del personal de salud, pero los vecinos no tenemos noticias”, dice una vecina, peluquera de la localidad que prefiere resguardar su nombre. Pero existen numerosos ejemplos de la lentitud del procedimiento. Carlos Torres, por ejemplo, un abuelo de 84 años que vive en los “dormitorios” de YPF, desvencijados edificios que originalmente albergaron a los mineros, no ha recibido la vacuna. Carlos, como otros cientos de ancianos de la localidad, permanecen encerrados en sus hogares desde marzo de 2020.

Puerto Natales. Luz en la Patagonia austral chilena.

Puerto Natales. Luz en la Patagonia austral chilena.

Del lado chileno, la semana que viene toda Magallanes volverá a la normalidad de sus comunicaciones terrestres, dejando atrás el aislamiento y los límites horarios. La región vive esencialmente de la pesca, el campo y el turismo internacional.

La localidad recibió inversiones estructurales privadas de agua y redes por unos USD 10 millones durante 2020 a pesar de la pandemia. En tanto que en Río Turbio no se registraron desembolsos significativos en los últimos meses.

Entre tanto la estructura turística aguarda la llegada a la zona de más de 500 mil turistas entre septiembre de 2021 y marzo de 2022. El valor de los pasajes aéreos refleja esta proyección. Para marzo ya se venden pasajes Santiago-Punta Arenas a 20 dólares el tramo.

Fuente: Clarín

1
1
0%
Satisfacción
0%
Esperanza
100%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios