Chef para Bebés, la exitosa propuesta de Maria Eugenia Stamm

Sus casi 33 mil seguidores en Instagram aguardan cada día una nueva receta de comida sana para los más chicos. Sus secretos para una alimentación variada, a través del método BLW.
jueves, 10 de enero de 2019 · 16:49

La alimentación de un hijo es una gran preocupación para madres y padres: qué deben comer, en qué cantidad, cada cuánto tiempo y demás son preguntas que solemos hacernos cuando el bebé comienza con sus primeros sólidos. Quizás así se explique el éxito de Chef para Bebés, la cuenta de Instagram que lleva adelante Maria Eugenia Stamm, mamá de Oli, cocinera y periodista. Con casi 33 mil seguidores, ofrece recetas para los más pequeños en base al método Baby Led Weaning.

Con la llegada de su hija, Mauge -tal como la mayoría la conoce- comenzó a indagar en el universo de la nutrición y la alimentación saludable. “La maternidad me sumergió en un mundo paralelo de constante incertidumbre y aprendizaje. Así como me encontré con el método BLW, alimentación libre de papillas. Mi curiosidad me incitó a estudiar y formarme para aplicarlo correctamente con mi hija”, sostuvo a Entremujeres.

Entonces, si bien tanto hombres como mujeres de su familia cocinan y su infancia estuvo rodeada de recetas, Oli marcó la diferencia. Así, explicó: “La cuenta surgió desde la necesidad de compartir lo que le cocinaba a mi hija y de acercar información a otras familias sobre alimentación en general. Empecé a rever lo que comíamos en casa y creí que otras familias también debían hacerlo. Mi propósito es combatir la falta de educación alimentaria”.

No son pocas las oportunidades en que un niño rechaza la comida: que no le gusta, que hoy no, que es muy picante y demás forman parte del infinito repertorio de pretextos que solemos escuchar. Para tranquilidad de los seguidores de Mauge, Olivia tiene dos años y medio y, alguna vez también exige otro menú. “Recibo mensajes de seguidoras felicitándome por cómo come Olivia y les cuento que, si bien ella come variado y mejor que otros niños de su edad, no acepta absolutamente todo lo que le ofrezco. Ha tenido sus crisis de querer sólo teta, de amar los fideos y de rechazar frutas o verduras, pero con paciencia lo vamos transitando”, detalló Stamm.

En ese sentido, Mauge aseguró que no es recomendable insistirles a los chicos cuando se niegan a un alimento. “Jamás, ni desde el comienzo, aunque empiecen dando papilla con cuchara. Es importante respetar su autorregulación. Insistir y obligar puede resultar peligroso. Podemos generar un rechazo total hacia ese alimento que luego será difícil de revertir”, afirmó.

Su receta más exitosa son los helados caseros, “no sólo de fruta, sino de leche materna o de fórmula para menores de 6 meses que atraviesan etapa de dentición”, aclaró. Sus recomendados: “Calditos caseros, para reemplazar los comerciales que sólo aportan muchísimo sodio, y la salsa de tomate casera. Todos los días subo recetas, pero estas dos permiten reemplazar clásicos industrializados y apostar a la comida real. Y si tengo que elegir un tercero para completar el podio sería el risotto exprés de calabaza”.

La chef es clara a la hora de hablar de variedad en la comida de los chicos: al prepararles alimentos a los niños, los adultos deben ser coherentes respecto a su menú. “Primero, propongo que revisen su propia alimentación. No podemos ofrecer algo que nosotros no comemos a diario, es difícil de mantener en el tiempo. En lo que comemos también somos el ejemplo de nuestros hijos. Debemos ofrecer variedad para que tengan la posibilidad de probar y elegir”.

Además, recalcó que es fundamental “tener mucha paciencia y proponernos que ellos sean individuos activos de su alimentación. Dejarlos que jueguen, que toquen, que se ensucien, que descubran sabores y texturas. A medida que crecen pueden sumarlos a la preparación de las comidas o llevarlos de compras”. En este último caso, ejemplificó con Olivia: “Mi hija no aceptaba la frutilla hasta que luego de casi dos años, mientras me ayudaba a comprar en la verdulería, me pidió que compre. Ahora es fan. Así pasó con varios alimentos”.

Claramente, el tiempo de madres y padres en el hogar no siempre alcanza para que lo ideal se convierta en real. Entonces, comer sano se vuelve un desafío. “Mi secreto es el freezer y cocinar en cantidad. Pueden cortar muchas verduras, algunas cocinarlas, remojar y hervir variedad de legumbres y cereales. Todo eso lo colocan en bolsitas y así les facilitará muchísimas comidas. Lo mismo con recetas dulces. Incluso pueden congelar carnes cocidas en trozos para distintas recetas. Sólo deberán elegir un día para realizar todo y listo. Este método se conoce como ‘Meal Prep’ y encontrarán muchas ideas en Internet”, concluyó la creadora de Chef para Bebés.

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios