VACACIONES

Claves para desconectarse de la rutina y lograr descansar

No hay una clave específica, no todas las personas responden del mismo modo, los cierto es que según los especialistas lo ideal, si uno viaja o no a algún lugar, es desconectarse de la rutina.
lunes, 13 de enero de 2020 · 13:56

La mayoría de las personas desea la llegada de esta época para tomarse sus ansiadas vacaciones. Por la realidad del país no todos tienen las chances de viajar, sin embargo, los que las tienen y los que no, tienen que lograr algo que no es imposible pero tampoco fácil: desconectarse de la rutina para poder descansar. 

Los especialistas refieren que no existe una cantidad de días con los que uno pueda decir me tomé "X" cantidad de días y realmente desconecté de las labores habituales, más bien lo que hay que hacer es permitirse descansar sin rutinas y preceptos establecidos de antemano, en definitiva, salir de la famosa rutina.

Para descansar ¿sí o sí tengo que viajar?

"Lo que una persona (viaje o no) tiene que hacer durante el periodo de receso laboral es conectar con una rutina diferente a la que venía aplicando día a día. Es decir, desligarse de los horarios, teléfonos y obligaciones y realizar actividades que realmente le generen placer, de lo contrario se genera una rutina opresora y no placentera", comentó la psicóloga laboral Viviana Imperiale.

Respecto a la necesidad de viajar y no contar con los medios económicos para hacerlo, la especialista manifestó: "Hoy es una realidad de muchos y, el hecho de no trasladarse hacia otra provincia o pais no significa que uno no pueda desconectar de su realidad. A esas personas les recomiendo que se conviertan en turistas en sus propias provincias yendo a recorrer espacios que nunca han ido, festivales que no han disfrutado y demás. Lo importante es descansar esos 15 días que uno tiene previsto y salir de las obligaciones para recargar pilas", comentó la especialista.

Por su parte la psicóloga María Inés Capmani, manifestó: "Lo primero que hay que tener en cuenta es el significado de la palabra vacaciones, la misma proviene del latín y significa vacatio que es el descanso de una actividad habitual, por lo tanto, en vacaciones la idea es suspender temporalmente esas actividades. Las vacaciones tendrían que estar relacionadas al ocio, al descanso, al romper con la cotidianeidad al deber-ser, es decir, con la modificación de la rutina permanente".

 

 

 

Frente a la posibilidad de que no todos se podrán ir de vacaciones a algún destino específico, la licenciada manifestó que hay que entender que vacaciones no se relaciona con turismo, sino que tiene que ver con el ocio y con la suspensión de las obligaciones, por ello, lo ideal es buscar desde la creatividad y romper con la rutina en la casa, en lo cotidiano. 

"Uno puede ponerle el cartelito de cerrado por vacaciones a ese deber-ser que se impone cotidianamente. Eso traerá muchos beneficios ya que vivimos en un mundo muy competitivo donde tenemos que ser correctos, productivos, tenemos que saber tomar decisiones. Por lo general, los que no se pueden tomar vacaciones, es decir, viajar a un lugar determinado, lo que hacen es imponerse trabajos que no pueden realizar en otros momentos del año por falta de tiempo, entonces, se proponen limpiar los roperos, pintar la casa y demás, es decir, siguen siendo esclavos de ese deber-ser", comentó Capmani.

En vacaciones uno se estresa más de lo habitual

Es frecuente escuchar que cuando uno se va de vacaciones no sólo no descansa sino que regresa con más estrés del que se fue. Frente a esta realidad, las especialistas aseguraron: "El descanso no tiene el mismo significado para todas las personas y este dependerá de los gustos de cada uno. No solo tiene que ver con el no asistir a la rutina laboral diaria, puede tener que ver también con realizar distintas actividades que en otro momento del año no podemos realizar con la frecuencia que quizás nos gustaría”.

"Para evitar el estrés, la ansiedad y síntomas depresivos productos de la autoexigencia es necesario desconectanos desde lo físico como de lo psicológico. Tener vacaciones es una recompensa al esfuerzo por todo lo trabajado durante el año y hacer cosas que me conecten con el placer son elementos que van a reforzar la autoestima y el autoconcepto además de prevenir la aparición del estrés que hablábamos anteriormente y otras patologías asociadas", expresó Capmani.

Asimismo, Liberal acotó que en vacaciones uno, por lo general, comparte tiempo con amigos o familiares y no son una o dos horas sino días enteros, entonces, lo que hay que consensuar es el respeto y el placer personal. "Si uno quiere estar todo el día acostado frente al sol y el mar y el otro quiere caminar y hacer ejercicio, lo ideal es autocomplacerse y no imponer ni obligar al otro a hacer lo que no desea, de lo contrario, le generará un estrés indeseado o una rutina opresora, es decir, esa persona realiza actividades que no las tenía prevista sino que fueron impuestas por otro".

 

 

 

¿Cuántos días son necesarios para descansar?

No hay recetas mágicas y no se puede generalizar. Las especialistas coinciden que en 15 días difícilmente el ser humano desconecte del todo, pero al menos tiene que lograr salir de su rutina diaria. "Por lo general, la primera semana de vacaciones uno logra desenchufarse y la siguiente  ya se pone a pensar que falta poco para regresar al trabajo y comienza el estrés por ese regreso al mundo laboral, entonces, lo ideal son 15 días o un poco más para desligarse de las obligaciones", comentó Capmani.

 

 

 

Más allá del tiempo que uno dispone para descansar, las facultativas recomiendan no imponerse obligaciones durante ese periodo "Hacer en esos días lo que no se hizo durante el año no hace más que generar más estrés y agotarnos mentalmente. Lo que se debe hacer es planificar actividades que me puedan conectar con el placer. Hay que poner el peso en qué es lo que quiero y no en qué es lo que debo", culminió Capmani.

Valorar noticia

100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios