Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
 
 
 
 
Salud

Realizaron el primer estudio para pacientes jóvenes con ACV

Hicieron el primer ecocardiograma transesofágico con burbujas en el Policlínico Regional "Juan Domingo Perón". Es la primera vez que utilizan el método de burbujas, que es ideal para pacientes con un accidente cerebrovascular criptogénico.

Hicieron el primer ecocardiograma transesofágico con burbujas en el Policlínico Regional "Juan Domingo Perón". Si bien ya habían realizado este tipo de estudios, es la primera vez que utilizan el método de burbujas, que es ideal para pacientes con un accidente cerebrovascular criptogénico, es decir, aquellos en quienes no se encuentra una causa que justifique dicha enfermedad y, por lo tanto, hay que buscar fuentes más atípicas y difíciles de acceder con los procedimientos convencionales.

"Este tipo de ACV tiene una particularidad muy importante, generalmente se da en personas jóvenes y es muy invalidante, por lo que para nosotros representa un verdadero desafío poder ofrecerles alguna seguridad en que esto no va a volver a pasar en el futuro", manifestó Juan Medaglia, cardiólogo y magister universitario en Imágenes Cardíacas.

En este sentido, el método idóneo para descartar defectos estructurales cardíacos que puedan originar estas enfermedades es el ecocardiograma transesofágico: una ecografía del corazón, pero con mucha más sensibilidad y capacidad de captar imágenes adecuadas, ya que el esófago está más cercano al órgano en estudio y que prácticamente no tiene densidades intermedias que dificulten las tomas.

El procedimiento se hace particularmente para investigar defectos en el corazón que puedan originar un accidente cerebrovascular, a través de un medio de contraste. Se basa en administrar suero salino con un centímetro cúbico de aire y agitarlo; eso genera un líquido lleno de burbujas que se inyecta a una vena. Después, en las imágenes se puede localizar y detectar si existe un cortocircuito en los tabiques del órgano que normalmente deberían estar cerrados pero que, cuando están estas enfermedades, provocan paso de esa solución de un lado para otro.

El típico paciente que tiene ACV es, en general, adulto mayor con factores de riesgo vascular, como por ejemplo diabetes, hipertensión, trastornos de lípidos, estrés, sedentarismo y tabaquismo. El que resulta raro es cuando no se encuentra ninguno de estos factores, cuando son jóvenes y no tienen otras condiciones de riesgo, es decir que no tienen malos hábitos. Esos son los casos en los que utilizan este procedimiento, que se caracteriza por ser seguro, con una tasa de complicaciones mínimas. Sin embargo, aclararon que no hay que olvidarse que se trata de un estudio semiinvasivo, por lo que no se aplica a la generalidad de las personas que tienen ACV, sino en aquellos que tras un análisis epidemiológico y clínico se considera que se pueden beneficiar con el estudio.

El estudio fue realizado por los médicos cardiólogos Juan Medaglia, Eduardo Herrera y Alfredo Corbo, quienes forman parte del servicio de Cardiología que encabeza Romeo Pacheco Martínez, en el hospital público más importante de Villa Mercedes y de los departamentos de la zona sur de la provincia.

Fuente: ED

Policlínico Regional "Juan Domingo Perón"
0%

Satisfacción Satisfacción

0%

Esperanza Esperanza

0%

Bronca Bronca

0%

Tristeza Tristeza

0%

Incertidumbre Incertidumbre

0%

Indiferencia Indiferencia

Te puede interesar

Teclas de acceso