La reforma tributaria puede provocar una modificación en el precio de las naftas. Es porque cambiará la aplicación del impuesto a la transferencia a los combustibles (ITC), que antes se calculaba de una manera y, ahora, se hará de otra forma. Estaba previsto que esa alteración impactara en los precios desde el viernes, pero eso no sucederá. Las petroleras mantuvieron una reunión el jueves con el Ministerio de Energía.

La modificación implicaba un aumento de 1,7% en los combustibles. Pero para eso se necesitaba que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) publicara una resolución y eso aún no sucedió.

Las petroleras mantuvieron una reunión con el ministro de Energía, Juan José Aranguren. Allí se habló del impuesto y de otros temas del sector, vinculado al congelamiento de precios. El encuentro proseguirá el viernes.

Por lo pronto, la decisión es que los precios de los combustibles seguirán sin modificarse, como sucedió desde el 1° de mayo.

Las petroleras acordaron con el Gobierno un congelamiento de precios por dos meses. El ajuste que tenían que aplicar en mayo era de 12%. Desde julio, podrían volver a aumentar. La compensación que les dará el Gobierno está en estudio.

En efecto, el objetivo de mejorar las arcas fiscales pesó en la decisión: por la suba del impuesto, el Tesoro recaudará en junio más de $ 600 millones adicionales, que se sumarán a los $ 10.000 millones que ya aporta el tributo.

FUENTE: CLARIN

DEJA TU COMENTARIO
UCC