La decisión de la Cámara de la Seguridad Social se basa en que la actualización a principios de año se debía dar según la anterior fórmula de movilidad, con lo cual el aumento debió ser de 14,5 por ciento

El aumento de 5,71% en las jubilaciones que entró en efecto en marzo fue declarado inconstitucional. La suba de ese mes, producto de la nueva fórmula de movilidad que se modificó el año pasado, debía darse según la anterior fórmula de movilidad, por un valor de 14,5 por ciento.
Así se desprende de lo resuelto por la Sala 3 de la Cámara de la Seguridad Social sobre la ley de movilidad con la formula nueva que entró en efecto en diciembre del 2017. La Sala consideró que el aumento en marzo debería haberse calculado según la movilidad de la ley anterior.

La nueva fórmula de movilidad está compuesta un 70% por los cambios en salarios y un 30% por el aumento de precios
Es decir, los camaristas consideraron que el aumento se debió dar hacia adelante, en vez de hacia atrás.
Los jueces Martín Laclau y Néstor Fasciolo sostuvieron que la anterior ley de movilidad “claramente estipulaba dos momentos para otorgar el incremento por movilidad: en los meses de marzo y septiembre de cada año, por lo que no era sino en dichas fechas en que la movilidad se otorgaba y devengaba, sin que dicha ley determinara que la movilidad se devengaba mes a mes aun cuando su pago se realizara semestralmente”.
Tomando en cuenta esos períodos semestrales (con la nueva movilidad se pasaron a ajustes trimestrales), para el ajuste que se aplicaba en marzo debía corresponder al período julio-diciembre del año pasado, no de acuerdo al último trimestre.
La Sala 3 declaró que dentro de los treinta días de que el pronunciamiento se firme, la Anses debe liquidar los haberes.
Se espera que el organismo público apele el fallo en la Corte Suprema, por la jurisprudencia que sienta para los pagos a jubilados y beneficiarios de planes sociales.

Escucha Puntos de Vista con Daniel Falduti. 5 de junio de 2018.

PUBLICA_GRATIS/

DEJA TU COMENTARIO
UCC